Lograr mayor productividad en el trabajo desde casa para tus colaboradores.

Hoy más que nunca, los empleados necesitan ser capaces de trabajar desde cualquier lugar y, en algunas ocasiones, sin mucha anticipación. Si recientemente tuvo que pedir a los empleados que trabajen desde su hogar (WFH), es posible que la productividad se haya visto afectada. La videoconferencia y el correo electrónico solo pueden llegar hasta cierto punto. 

Los empleados requieren acceso confiable a los archivos y las aplicaciones que necesitan para hacer su trabajo.  Sin embargo, otorgar acceso remoto puede ser todo un desafío, en especial si intenta hacerlo con poca antelación. Debe asegurarse de poder brindar la confianza y el rendimiento que los trabajadores necesitan para ser productivos y, a la vez, mantener las cosas simples para el departamento de TI y garantizar que sus datos confidenciales estén protegidos. 

RDS

RDS le permite ejecutar una instancia única de Windows Server, ya sea en un servidor físico o en una máquina virtual (VM). La imagen del escritorio, con sus aplicaciones y datos asociados, se clona y presenta a los usuarios para que puedan acceder a ellos a través de la red.

RDS es una excelente opción para aplicaciones de escritorio simples, como Microsoft Office y Outlook, en especial cuando la mayoría de los usuarios acceden a las mismas aplicaciones y usan prácticamente la misma cantidad de recursos

VDI

VDI usa el software de virtualización para extraer un grupo de recursos físicos que se pueden configurar para escritorios virtuales individuales. A diferencia de RDS, estos escritorios no están limitados a un solo SO o una arquitectura de aplicaciones. 

VDI es una mejor opción si sus usuarios requieren más personalización, aplicaciones a la medida o de uso intensivo, como edición de videos o gráficos, modelado 3D o procesamiento de archivos de datos pesados. Además, es más flexible y puede admitir más tipos de dispositivos y SO con mejor rendimiento y seguridad.

Una vez que decida entre RDS o VDI, también puede ser difícil identificar una solución con el equilibrio correcto de rendimiento, costos, simplicidad de administración y escalabilidad. Las soluciones de HPE para pequeñas empresas son paquetes listos para usar que incluyen hardware, software, servicios y las opciones más vendidas de HPE ProLiant que necesita para tener éxito con RDS o VDI. Brindan confiabilidad, disponibilidad, continuidad de los negocios y tolerancia a los errores inigualables.